Guía de recursos para familias en Múnich

Mi Blog-1

En la entrevista de hoy conoceremos a María, la autora del Blog Mamá en Múnich que nos contará, entre otras cosas, de qué se trata su blog y por qué lo ha creado, cómo logra educar a sus hijos con dos idiomas y qué es lo que más le gusta de vivir en Alemania. Además si todavía no conoces Múnich y deseas visitarla con tus peques, María nos recomienda hoy 3 lugares para ir con ellos. Las dejo con ella

Presentacion maria munich

Hola María, un placer tenerte en nuestra sección de Mamis hispanas blogueras. Cuéntanos un poco sobre tí.

Hola, Carina, el placer es mío. Estoy encantada de estar aquí y de poder charlar un rato contigo.

Bueno, yo estudié Germánicas, así que antes de venir definitivamente a vivir a Alemania, vine muchas veces por mis estudios. Luego, finalmente el amor es lo que me hizo decidirme a quedarme a vivir. Tengo dos hijos, uno de casi seis años y otro de casi tres. Me dedico profesionalmente a la enseñanza de idiomas, soy profe de inglés y de alemán, pero también escribo manuales didácticos, traduzco, corrijo textos… muchas cosas como ves, pero todas ellas relacionadas con la lingüística. Aparte de eso, como sabes, soy autora del blog Mamá en Múnich, que pronto cumplirá cinco años.

¿Qué es lo que más extrañas de España y lo que más te gusta de vivir en Alemania?

Lo que más extraño de España son tres cosas: mi familia, la comida (sobre todo el pescado) y el mar. Yo vengo de una ciudad costera y eso te marca mucho, pero tengo la suerte de ir mucho a casa y disfrutar de todas esas cosas y transmitir mi amor por ellas también a mis hijos.

Lo que más me gusta de Alemania es el orden, la seguridad, la naturaleza… Todo esto lo encuentro en la ciudad donde vivo que, además es un sitio estupendo para criar niños.

¿Cuál es el mayor shock cultural que has vivido aquí hasta ahora?

Mmmmm… pues… lo típico que todo el mundo sabe… que en las paradas de autobuses y tranvías ponga el tiempo que van a tardar en llegar y que éste se cumpla al minuto; que existan puntos de venta de prensa donde sin ninguna cerradura la gente coge su periódico y lo paga; comprar flores o fruta o verduras en el campo recolectándolas uno mismo, sin nadie que vigile y pagarlas luego echando el dinero en una hucha colgada al aire libre; dejar algo olvidado en algún lugar público y a las tres horas volver y que aún siga allí… Estas cosas me enamoran de Alemania.

Cuéntanos una anécdota que hayas vivido con tus hijos aquí.

Bueno, no es exactamente una anécdota, es más bien una expresión que al principio de vivir aquí me llamaba la atención: En el mismo instante en que un alemán sabe que vienes de España menciona la palabra “Temperament”, aunque apenas hayas abierto la boca, no hayas descruzado los brazos, ni hayas levantado la voz. Lo mismo con mis hijos, aunque sean exactamente igual de movidos que otros a su alrededor: siempre te mencionan el “spanisches Temperament”.

En un principio no caes, pero la palabra “temperamento”, que en español no siempre tiene una connotación positiva (cuando decimos que alguien tiene mucho “temperamento” hablamos de alguien con un poco de mal carácter, agresivo quizás, que impone… Es lo que en lingüística llamamos “falsos amigos”), pero te das cuenta de que no significa lo mismo y no hay que preocuparse si alguien en alemán habla de tu “Temperament” o el de tus hijos porque no se refiere a que tengáis “temperamento”, sino quizás a que se os ve activos, abiertos, rápidos, despiertos, moviditos, sí, pero sin ninguna mala connotación.

¿Educas a tus hijos con dos idiomas? ¿Qué es lo que haces para lograrlo? ¿Y por qué lo haces?

Sí, hablan perfectamente alemán y español. He adoptado algunas ideas que he aprendido en libros y en talleres sobre educación bilingüe (la Universidad Ludwig Maximilian de Munich tiene un instituto dedicado al plurilingüismo que organiza todos los meses, charlas, seminarios y talleres sobre la educación bilingüe y plurilingüe). La idea que considero más importante y efectiva es que, cuando tu hijo te diga algo en el idioma que no es el vuestro, por ejemplo, que esté hablando en español y de repente te diga: “Sí, mamá, lo dejé en el Regal”, pues, en vez de decirle: “En español Regal se dice Estantería” o “dímelo en español que si no, no te entiendo” o cosas así, decírselo de una manera más sutil y constructiva: algo así como: “Ah, de acuerdo, que lo dejaste en la estantería, ¿no? Pues vamos a ver si todavía sigue ahí en la estantería”. De la manera contraria, lo que conseguirás es que acabe por tenerle manía a la lengua que tú hablas: “mi madre, ¡qué pesada! Siempre está insistiendo para que le hable en español, ¡si al fin y al cabo me entiende!”. Diciéndolo de la manera más constructiva no creas esa aversión por el idioma, sino que contribuyes a reforzar los déficits que puedan haber.
Además he aplicado el sentido común: En casa papá habla alemán y mamá habla español. Papá lee los cuentos en alemán y mamá lee los cuentos en español, con papá ven la tele en alemán, con mamá la ven en español, también les pongo música infantil en español, audiocuentos en español, y asisten los dos a una KiTa bilingüe.

La vida como madre es bastante estresante y agotadora. ¿Cuál es tu válvula de escape?

Es cierto: es terriblemente agotadora. Mi válvula de escape son, por un lado, mis amigas, con las que hablo por teléfono o salgo a cenar con bastante frecuencia, y hacer algo de deporte, aunque esto lo hago muy poco y me gustaría hacerlo mucho más.

¿Cómo logras conciliar la vida laboral con la familiar?

Bueno, yo sólo trabajo media jornada (en realidad algo más de media jornada, porque trabajo unas 23 horas a la semana), así que cuando mis hijos salen de la KiTa yo ya he terminado mi día de trabajo (remunerado) y puedo dedicarme a ellos.

Háblanos un poco de tu blog. ¿Cómo y cuándo nació Mamá en Múnich?

logoMamá en Múnich nació en Octubre de 2010, poco más de un año después de que yo fuera madre por primera vez. El objetivo principal de su nacimiento fue una especie de terapia para mí, comencé a escribirlo como para mantener un registro de las actividades que hacía con mi hijo. Era un momento en que, como madre primeriza, estaba muy desorientada y perdida. Escribir Mamá en Múnich me reconcilió con la maternidad en mi entorno; me abrió los ojos a lo estupendo que puede llegar a ser tener y criar a mis niños en Múnich.

Como objetivo secundario estaba el aunar la oferta existente para que otras madres y padres hispanohablantes que vivieran en Múnich pudieran disfrutarla. También quise recopilar algunos hábitos culturales alemanes con los niños, orientar sobre algunos trámites administrativos, informar sobre el sistema educativo…
Hoy es una guía de recursos que sirve de referencia a muchos padres y madres hispanohablantes en Múnich y por el camino he aprendido además que este sitio me encanta, que aquí estoy muy bien y que no tengo planes de irme.

¿Si pudieras regresar en el tiempo volverías a crear el blog? ¿Qué consejo le darías a una madre que está pensando en crear uno propio?

Claro que lo volvería a escribir. He aprendido muchísimo con él, yo más que ninguno de los lectores y he conocido a montones de personas maravillosas gracias a él. Lo que aconsejaría a una madre que está pensando en escribir en su propio blog es que, aunque sepa que va a ser leído, que escriba para ella misma. Mamá en Múnich empezó siendo un diario para recordar lo que yo había hecho con mi bebé en sus primeros años de vida, y cuando recomendaba algo, lo hacía habiéndolo probado primero, lo recomendaba a través de una página web, pero el tono era el que habría usado si te lo hubiera contado mientras tomábamos algo en una cafetería dando de amamantar a nuestros hijos. El público que lo lee es lo que más ha agradecido siempre, que las recomendaciones sean de primera mano, personales, sinceras, sin ningún objetivo comercial.

foto blog

Para terminar, ¿podrías recomendarnos 3 lugares en Múnich para visitar con niños?

Podéis empezar visitando el Deutsches Museum, que es el museo más emblemático de la ciudad y a los niños les encanta porque está lleno de aviones, barcos, máquinas, robots, cohetes… y tienen una sección infantil, el Kinderreich, que es una auténtica maravilla.

munich

Para comer os voy a recomendar un sitio típico bávaro (ideal para cuando vienen visitas de fuera) y que está muy cerquita del museo, el Hofbräukeller, situado en el precioso barrio de Haidhausen, junto a la encantadora Wiener Platz. Es ideal para ir con niños porque, si llueve o hace frío, os podéis quedar dentro, porque tienen una sala de juegos muy bien montada, y si hace calor, salís a su Biergarten que tiene un parque infantil. Para terminar la tarde podéis ir a un espectáculo, fijaos en la cartelera, con suerte quizás esté poniendo la obra de Janosch “Qué bonito es Panamá” en el Münchner Kammerspiele, el “Cascanueces” en el Marionettentheater o “Hänsel y Gretel” en la Bayrische Staatsoper.

 

María un placer haberte tenido hoy aquí con nosotras.

Para las mamis que están buscando médicos hispanohablantes o guarderías bilingües en Múnich, les recomiendo leer:

Guarderías bilingües en Múnich

Buscar un médico que hable español

Además si este año estás pensando ir al Oktoberfest con tus peques y no quieres gastarte una pasta en un Dirndl, María nos cuenta en el siguiente post dónde comprarlos:

Oktoberfest: Comprar un Dirndl o unos Lederhosen

2


 

Sígueme en:

facebook instagram

3 comments

  1. Isabel

    on

    Reply

    Hola!!!. mi nombre es Isabel y me ha encantado leer tu blog; yo estoy de acuerdo en todo contigo!!!…. vivo en Alemania desde hace cuatro meses, concretamente en Wolfsburg con mis dos hijos, Daniel de 7 años y Eric de 14; estoy divorciada y ha sido difícil al principio pero me enfoco sólo en los positivo que tenemos ahora.
    Me dedico a la Homeopatía, a parte de ser mamá y blogera como tú…. me encanta tu blogg , y me ha servido para tomar fuerzas y ánimos para seguir adelante.
    Un abrazo.

  2. Carina

    on

    Reply

    Muchas gracias Isabel! qué lindo leer mensajes como los tuyos :-) Me alegra muchísimo que mi blog te guste pero sobre todo que te haya dado fuerzas y ánimos para seguir adelante. Quizás tengas ganas de compartir el enlace de tu blog con nosotras?

    un abrazo desde Hamburgo
    Carina

  3. Francesca

    on

    Reply

    Me encanta el blog de mamá española en Munich… me ha facilitado mucho el vivir en esta ciudad. Felicito a María!!!

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *